Proyectan una de vampiros... o de Sabinos

La oscura historia del icónico vampiro, pieza clave para entender el expresionismo alemán, será exhibida en el Teatro de la Ciudad musicalizado por una legendaria banda de rock que se reunió en esta ocasión para hacer una gran rola de 90 minutos.

“Nosferatu: Una sinfonía del horror”  es el pretexto para que Los Sabinos (conformada con los exintegrantes de Santa Sabina) se reúnan el 25 de septiembre, a las 18:00 horas, para acompañar la exhibición de la cinta clásica de 1922 dirigida por FW Mirnau.

En conferencia de prensa, Alfonso Figueroa, Patricio Iglesias, Alejandro Otaola, Jacobo Lieberman, Pablo Valero y Leonel Pérez, informaron que en el espectáculo tocarán nuevas versiones de las canciones de Santa Sabina en versiones instrumentales adecuadas para esta exhibición.

“Conseguimos una copia, la última formada, de Nosfertu; es una que se perdió durante la Primera Guerra Mundial y se fue encontrando por pedazos, se termina de recomponer hasta hace no mucho. Una pieza fundamental del expresionismo alemán. No sabíamos que componíamos música para películas de terror”, expuso Figueroa.

Explicó que contaron con la colaboración de varias personas que se encargaron de solicitar los permisos correspondientes para su proyección, luego juntaron a la banda para comenzar a ensayar sobre la cinta.

La música oscura, hizo que Lieberman recordara la época en que comenzaba Santa Sabina, en 1988, cuando se reunían en casa Rita Guerrero para gestar las canciones que posteriormente fueron significativas de la banda.

“Se están retomando momentos musicales de la historia de Santa Sabina, se crearon rolas especiales para la ocasión y habrá momentos en que cada uno de los músicos podrá improvisar”, adelantó Otaola.

La presentación de Los Sabinos es, según Poncho, una forma de desligarse de los homenajes a Santa Sabina, para desarrollar una propuesta diferente, sin renunciar a su pasado, con las composiciones desarrolladas en más de 20 años de trabajo.

“En la versión pasada éramos Ecos de Santa Sabina, en la mañana nos dijeron Santos Sabisno, es muy acertado porque provenimos de ahí. Ahora hay gente ausente, ya no está Rita. Sin embargo,no sé si vaya a ser un grupo fijo, pero lo estoy disfrutando mucho”, expresó Patricio.

Con elemento jazzísticos y tintes góticos, la banda logró hacer de sus presentaciones una ceremonia; “acto sagrado” que consideran irrepetible, en virtud de las improvisaciones que tienen previstas para esta presentación.

Los músicos esperan que los fans de Santa Sabina conozcan esa faceta y que nuevas generaciones se acerquen a esta banda emblemática que, en voz de sus integrantes, está más viva que nunca, a pesar de sus ánimas, probablemente se mezclen con el público que acudirá al Teatro de la Ciudad a mirar al clásico vampiro.